La cirugía plástica es un tema que genera mucho interés en la gente, por lo que el tema siempre está a la orden del día y la demanda es alta. Sin embargo, la seguridad y el éxito del pre y el postoperatorio son también extremadamente importantes y no dependen sólo del médico y de la cirugía en sí. Algunos cuidados son esenciales para evitar problemas durante y después de la cirugía, como, por ejemplo, el temido ombligo triste, principalmente en la región del ombligo después de la liposucción.

Es decir, antes de ir al quirófano, es fundamental que oriente a sus pacientes sobre la importancia de hacer todos los exámenes solicitados, y después del procedimiento, realice algunos tratamientos en su consultorio, entregando un resultado superior y un post procedimiento exitoso.

Un ojo en el mercado de la cirugía plástica

Según una encuesta publicada en 2020 por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, Brasil fue el país en el que más cirugías plásticas estéticas se realizaron en 2019, lo que equivale al 13,1% del total realizado en todo el mundo. Entre las intervenciones más realizadas por los brasileños están: la liposucción (15,5%), el aumento de pecho (14,1%) y la abdominoplastia (10,4%), seguidas de la cirugía de párpados (9,7%).

A pesar de ser un número importante, no podemos cerrar los ojos ante el hecho de que en los últimos años los tratamientos estéticos menos invasivos, como la famosa bichectomía sin cirugía e incluso otros procedimientos para el rejuvenecimiento y la flacidez también han ganado mucha fuerza. Según datos de la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica (SBCP), aunque Brasil sigue figurando entre los países con mayor número de cirugías plásticas realizadas por año, las técnicas mínimamente invasivas, como los tratamientos con láser, ultrasonido, peelings químicos y toxina botulínica, encuentran cada vez más espacio en los consultorios y en la mente de quienes buscan corregir imperfecciones.

Observando estos datos, hemos separado las tres tecnologías más modernas del momento que potencian los resultados de la cirugía plástica y contribuyen para un efecto aún mejor. Conozca cada uno de ellos y recomiéndelos a sus pacientes.

El fin de la flacidez postoperatoria con Endymed

Hoy en día existen tecnologías muy modernas y eficientes que garantizan tratamientos que ayudan al mantenimiento postoperatorio y ayudan a ofrecer un resultado aún mejor a los pacientes. Este es el caso de la plataforma de radiofrecuencia superpotente Endymed. Con él, es posible con la punta Contour eliminar la flacidez después de la cirugía, la celulitis y promover una remodelación del contorno corporal.

La potencia de la energía 3DEEP focalizada de la plataforma, combinada con los beneficios del vacío, proporciona lo máximo en reducción de celulitis y flacidez. El masaje de vacío duplica el suministro de energía y aumenta el calentamiento volumétrico de la zona de tratamiento, eleva el flujo sanguíneo y mejora la circulación de las zonas afectadas. Una gran solución de tratamiento para eliminar la flacidez después de la cirugía.

Anclaje muscular y mantenimiento del colágeno con Ultraformer

¿Conoce el término “ombligo triste después de la liposucción” que es una molestia para muchos pacientes? Puede solucionarse utilizando tecnologías disponibles en el mercado como Ultraformer 3. Es un tratamiento que combina los ultrasonidos micro y macrofocalizados de última generación para la flacidez y la reducción de hasta un 20% de la grasa localizada en el abdomen.

Estimula la producción y remodelación del colágeno del propio paciente para combatir el anclaje muscular, mejorar la elasticidad y acabar con ese aspecto triste del ombligo tras la liposucción. Con el ultrasonido macrofocalizado, es posible inducir la muerte de la célula grasa con precisión en las zonas más compactas y con pliegues más grandes. El ultrasonido microfocalizado realiza una retracción del tejido que genera un estímulo de colágeno y mejora la flacidez. En otras palabras, esto es ideal para terminar con el ombligo triste después de la lipo.

Scizer: ¡La liposucción sin bisturí!

El sistema de contorno corporal no quirúrgico, Scizer, también puede utilizarse como tratamiento de mantenimiento y complementar los resultados de la cirugía plástica. Aporta la evolución del ultrasonido macrofocalizado para eliminar ese tipo de grasa localizada que es difícil de perder, además de contribuir a eliminar la flacidez después de la cirugía.

Con la tecnología MFSU (Macro Focused Scanning Ultrasound), el protocolo del poderoso Scizer favorece la reducción inmediata de las medidas de zonas difíciles como el abdomen, las nalgas, los muslos, los flancos y las caderas. Todo ello mediante el proceso de necrosis coagulativa, que reduce los depósitos de grasa localizados y mejora el contorno corporal.

¡Máxima satisfacción para los pacientes!

Referencia en el mercado desde hace más de 15 años y presente en las mejores clínicas y consultorios, Medsystems comercializa los dispositivos más modernos y de alta tecnología para ofrecer los mejores resultados y protocolos. Por lo tanto, orientar a sus pacientes a buscar tratamientos estéticos que combinen tecnologías y crear protocolos eficientes con dispositivos como Ultraformer y Scizer, después de la cirugía plástica, es esencial para complementar y garantizar efectos mucho mejores en el resultado de su trabajo.

De este modo, es posible conseguir buenos resultados, satisfacer las necesidades de cada cuerpo de forma individual y garantizar la satisfacción de sus pacientes, que, por cierto, es el mayor propósito de todo cirujano plástico.

Compartilhe
Veja os posts

RELACIONADOS


Faça uma
Cotação