Atraer a nuevos pacientes a su consulta y mantener a los actuales, para que incluso después de la cirugía sigan frecuentando su clínica, depende exclusivamente de un buen resultado tras la cirugía plástica. Y esto no sólo está relacionado con la buena técnica del cirujano. Ofrecer opciones de tratamientos postoperatorios con tecnologías y dispositivos de última generación, como Ultraformer III 

¡A continuación, le mostramos tecnologías complementarias a los procedimientos para que invierta y salga de su consultorio aún más equipado para dar tratamientos complementarios  a los pacientes!

La tecnología que es una de las más populares para eliminar una posible flacidez después de la cirugía, es el Ultraformer III. El aparato de ultrasonidos a través de puntas de 6, 9 y 13 mm, destruye las células grasas en varias zonas del cuerpo, combatiendo la flacidez y reduciendo hasta un 20% la grasa localizada en abdomen y muslos, gracias a su tecnología de ultrasonidos macrofocalizados. Una gran opción como tratamiento complementario a la cirugía de liposucción para ofrecer a sus pacientes y potenciar los resultados. 

El Ultraformer III también trabaja mejor la adhesión del tejido evitando el riesgo de fibrosis después del procedimiento. Esto se debe a que el dispositivo cuenta con la tecnología MMFU, que suministra energía térmica en un punto focal creando una zona de coagulación a una profundidad específica. Alcanzando los 75,4°C en la zona tratada, la tecnología provoca la coagulación del tejido, activa el sistema inmunitario local estimulando el proceso de curación y la reparación del tejido.

También presenta varios tratamientos para mejorar la estética facial del paciente. La gran ventaja del dispositivo es conseguir resultados para eliminar la flacidez después de la cirugía, sin necesidad de procedimientos invasivos. Ultraformer III estimula la producción y remodelación del colágeno del propio paciente de forma preventiva, complementaria al procedimiento estético y, lo mejor, con un resultado natural.

La tecnología combina ultrasonidos micro y macrofocalizados que pueden ajustarse según el objetivo y la zona de tratamiento. Los transductores microfocalizados se utilizan para procedimientos en el rostro, promoviendo un efecto lifting, mejorando la apariencia de líneas y arrugas.

Las ventajas de invertir en tecnologías en las clínicas de cirugía plástica

A través de tecnologías como  Ultraformer III, es posible unir el tratamiento con varios fines para complementar y garantizar un mantenimiento de los resultados de las cirugías realizadas en su clínica.  

Cuantas más opciones en dispositivos tenga para ofrecer, mayores serán las posibilidades de fidelizar a sus pacientes para que sigan frecuentando su consulta, incluso después de la cirugía plástica. Además, potenciar los resultados y ofrecer protocolos estéticos personalizados, aportará más comodidad, seguridad y máxima satisfacción a tus pacientes.

Compartilhe
Veja os posts

RELACIONADOS


Faça uma
Cotação